Alfredo Sánchez Jimeno ALMERÍA

Alfredo Sánchez Jimeno
Cadia Ingeniería
Ni la tecnología ni la innovación son suficientes. La clave es la gestión de la innovación
Imprimir

Temas sobre los que conversar:

Ser pioneros en desarrollo implica asumir la innovación como una parte más del espíritu de una empresa. Cadia entiende la investigación, el desarrollo y la innovación a través de su visión estratégica de una manera continuada en el tiempo.
Innovar no es una elección sino una obligación del mercado. A día de hoy, nadie duda que la innovación es indispensable para ser competitivo. Si no se innova, se compite en mercados en los que la única diferenciación se basa en el precio en lugar de en la propuesta de valor hecha a los clientes, con lo que cada vez los márgenes son más reducidos.
Sin embargo, la innovación por sí sola no es suficiente y debe ser como una tijera, tiene que crear valor, y para ello necesita que sus dos hojas estén bien afiladas.
Una de las hojas es la tecnología, la otra es el mercado, mientras tanto la gestión de la innovación es el movimiento que hacemos con las dos hojas para cortar la tela. La gestión de la innovación es la pericia con la que se aprovechan los conocimientos tecnológicos y de mercado. Es una competencia muy específica que decanta finalmente el éxito en la innovación y que distingue a las empresas innovadoras.

Formación:

Inicié mis estudios de bachillerato en el Instituto Celia Viñas (¡qué grandes recuerdos!). En el año 1996, una vez ya en la Universidad de Almería, cursé Ingeniería Técnica Agrícola, siendo becario durante el último año en el Centro Experimental de la Fundación CAJAMAR. Seguidamente, me licencié en Ingeniería Agrónoma, compatibilizando mis estudios con un contrato como técnico colaborador en un proyecto de I+D del Ministerio de Ciencia e Innovación en el Departamento de Ingeniería Rural de la Universidad. Ya en el año 2005, realicé el curso de doctorado “Expresión Gráfica en la Ingeniería Rural”, obteniendo con posterioridad el diploma de estudios avanzados. Actualmente, me encuentro elaborando mi tesis doctoral que pretendo presentar el año que viene. Desde 2006 soy miembro del Grupo de Investigación “Tecnología de la Producción Agraria en Zonas Semiáridas” (AGR-199 del Plan Andaluz de Investigación). He sido colaborador docente en varios seminarios y cursos de ingeniería informática y agrónoma sobre diseño industrial y mecánico, así como profesor asociado impartiendo asignaturas relacionadas con la mecanización agraria en la Universidad de Almería. En el aspecto puramente empresarial, he realizado numerosos cursos de innovación y marketing, destacando el Curso Superior de “Gestión de la innovación en las empresas” por la Universidad Complutense de Madrid o el “Curso de Marketing para pymes” impartido por Henry Graham Group. En 2006 fundé, junto a un grupo de investigadores, Cadia Ingeniería, del que soy en la actualidad su Consejero Delegado. Desde 2010, soy consultor homologado por la Junta de Andalucía en “innovación como consecuencia de la implantación de una estrategia de comercialización”. Asimismo, soy Vicepresidente del Club de Marketing Almería (www.clubdemarketingalmeria.org) así como Vicepresidente de la Asociación de Empresas Innovadoras y de Base Tecnológica de Almería (INNBATEC).
Podréis encontrar información más detallada en mi dirección personal en la red profesional LinkedIn: http://es.linkedin.com/in/alfredosanchezgimeno

1 día en la vida de un innovador – emprendedor:

Un día normal y corriente, si es que los hay en la vida de un emprendedor, comienza para mí a las 8:30 horas en las oficinas de Cadia en el PITA. Casi siempre dedico mis primeros 40-45 minutos a ojear las principales web de información general, de ciencia y tecnología y a ojear mi red en LinkedIn y en Facebook. Normalmente subo o comparto alguna noticia, enlace o post a estas redes sociales. A continuación, me dedico a contestar y escribir correos electrónicos. El resto del día suele ser muy distinto uno de otro según lo tenga organizado: reuniones de equipo y comerciales, tareas de ingeniería, gestión de proyectos de I+D, redacción de documentación técnica, etc., etc. Todo ello aderezado con múltiples llamadas telefónicas de ida y vuelta. Cuando regreso a casa, 2 ó 3 días a la semana suelo dedicarlas a hacer ejercicio físico: running y/o natación (fundamental: Mens sana in corpore sano). El resto del tiempo se lo dedico a mi mujer y a mi hija de 9 meses. Las dos dan me mucho trabajo ;).

¿Qué te animó a hacerte empresario?

Pura casualidad ya que no procedo de una familia con fuertes raíces emprendedoras ni era un objetivo propuesto a lo largo de mis años previos de formación académica e investigadora.
Sin embargo, se dieron muchas circunstancias que me animaron a lanzarme a este duro y excitante mundo: mi pasión por las nuevas tecnologías y la innovación, el desarrollo de una actividad pionera en mi provincia, la convicción de poder crear una gran empresa local y, a la vez, global, un gran equipo de trabajo, el poder retener el talento joven que surge de la universidad, una plataforma de lanzamiento profesional y personal, el empuje familiar, la juventud, la motivación, la curiosidad y, tal vez, un punto de locura. Todo ello mezclado hizo que fuera imposible resistirse. Tal vez era un “ahora o nunca”.

Principales obstáculos que has tenido que vencer

Como en cualquier proyecto que se precie han existido y existen obstáculos que constantemente tienes que superar: la falta de formación en gestión (la resuelvo mediante formación, consejo y apoyo de profesionales, experiencia diaria: no existe mejor aprendizaje que el día a día), las complejas labores de comercialización y negociación, la falta de financiación, el adecuar los ritmos de trabajo y de descanso o la búsqueda del equilibrio trabajo/tiempo-libre para la familia y amigos. Ésta ha sido siempre una de mis grandes obsesiones (aún sigo luchando por ello).

¿Qué apoyos han sido decisivos para llegar hasta aquí?

Aunque suene a tópico, es evidente que el apoyo familiar es fundamental (en este negocio hay días que vuelves a casa con el paso cambiado o con el ánimo un poco bajo y necesitas del apoyo y la comprensión de los tuyos). Por supuesto, el soporte de todo el equipo de investigadores, trabajadores y colaboradores de Cadia, de las instituciones que impulsaron este proyecto como el CADE, la Agencia IDEA, el PITA o Iniciativas Económicas de Almería (ahora, INVERSEED), y de los amigos que me rodean y que, por suerte, no son pocos.

Aficiones:

Mis principales aficiones son el dibujo y el diseño gráfico, los deportes, fundamentalmente el fútbol y el baloncesto, el “tapeo” (eso también se considera un deporte, ¿no?), la lectura (libros y cómics), la música (casi todos los estilos: rock, pop, flamenco, soul, etc. La música me ayuda a concertarme y también a relajarme) y el cine (me encantan los géneros de ciencia-ficción, comedia, aventuras y thriller).
¡Ah!, se me olvidaba: y si trabajar no es también una afición, es que hay un problema. Como decía el desaparecido padre de Apple, Steve Jobs: “Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy? Y si la respuesta era no durante demasiados días seguidos, sabía que necesitaba cambiar algo”.

Tu proyecto empresarial:

Cadia Ingeniería es una empresa española de base tecnológica que ofrece servicios de ingeniería y consultoría en los campos de la automatización de procesos y el diseño industrial, basados en un entorno de posicionamiento estratégico de I+D+i. Nuestro objetivo fundamental es lograr que los clientes hagan realidad sus proyectos innovadores con soluciones tecnológicas a medida permitiéndoles un ahorro en el desarrollo de sus productos.
Dispone para este objetivo de un potente Departamento de I+D+i que se nutre de la aportación de investigadores y colaboradores de referencia nacional e internacional de dos importantes grupos de investigación de la Universidad de Almería: Tecnología de la Producción Agraria en Zonas Semiáridas (AGR-199) y Automática, Electrónica y Robótica (TEP-197), después de años de compartir actividad investigadora en proyectos relacionados con los principales sectores productivos.
Nuestro modelo de negocio se sustenta en dos áreas principales:
a) Innovación en servicios: a través de la prestación de Servicios de Ingeniería y Consultoría Tecnológica a terceros y aplicados a los principales sectores productivos: agricultura, industria, energía y TIC.
b) Innovación en productos: mediante iniciativas de I+D+i que den lugar al lanzamiento al mercado de productos propios, respaldados por patentes, en los sectores agroalimentario y energético. Ejemplos de estos productos innovadores son: Fitorobot® (www.fitorobot.com) y Cadiatech® (www.cadiatech.com).
Cadia se encuentra a un muy alto nivel científico y tecnológico, como demuestran los premios nacionales e internacionales recibidos a lo largo de sus más de seis años de vida. También ha sido reconocida por parte de destacadas entidades y organismos que confían en su enorme potencial innovador como generador de valor añadido al mercado. Ejemplos de estos reconocimientos son el Premio Internacional UNACOMA VISION EVENT de 2006, el Premio EMPRENDEDOR Andaluz 2007 o el reconocimiento por parte de la Junta de Andalucía como Empresa de Base Tecnológica a través del Programa CAMPUS o el sello EBT-UAL de la UNIVERSIDAD DE ALMERÍA.
Desde el año 2009 nuestro proyecto viene abalado y apoyado por la Sociedad de Capital-Riesgo de Andalucía INVERSEED con una importante participación en el capital de la compañía. Asimismo, desde también 2009 Cadia se encuentra alojada en las oficinas de la Sede Científica del PARQUE CIENTÍFICO-TECNOLÓGICO DE ALMERÍA (PITA), formando parte además como empresa adscrita al propio PITA así como a la red de Parques Científicos y Tecnológicos nacionales e internacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *