Antonio Fernández Ares

Nuevas tecnologías - Arquitecturas de Computadores

Nombre de la mesa: El ojo que todo lo ve. Monitorizando a personas por medio de sus dispositivos inteligentes

Temas sobre los que conversar

Mi trabajo versa sobre la “monitorización” de los dispositivos inteligentes para el estudio de la movilidad de personas. Esto implica que podemos hablar desde dispositivos inteligentes y cómo funcionan (smartphones, smartwatches,...), sobre cómo nos monitorizan y controlan mediante las aplicaciones y servicios más conocidos (como Google Play Services, IOs o Facebook), sobre la importancia del concepto de SmartCities en el futuro próximo.
A parte de ello, me considero un científico de datos, así que podemos hablar también sobre la importancia de este perfil de profesional en los años venideros, las herramientas que utilizo y la importancia de “esas matemáticas” que no sirven para nada “en el mundo real”.
Por último, soy un apasionado de las nuevas tecnologías, por lo que cualquier tema relacionado creo que podrá ser interesante para un debate.

Formación

Yo estudié el Instituto (ESO y Bachiller) en un pueblo de la provincia de Jaén. En 2005 vine a Granada a estudiar Ingeniería Técnica en Informática de Sistemas, luego Ingeniería Informática, luego hice un Máster en Ingeniería de Computadores y Redes, y actualmente estoy terminando mi Doctorado en Nuevas Tecnologías de los Computadores.
A parte de eso, he sido becario/ he colaborado / he trabajado en varios departamentos de la Universidad de Granada como el departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos, el Centro de Enseñanzas Virtuales de la Universidad de Granada y el Departamento de Arquitectura de Computadores.
También he tenido experiencia en empresa privada, más concretamente en la administración de sistemas y redes en banca.

1 día en la vida de un científico

La vida de un científico o investigador tiene una peculiaridad: no tienes horario. Ni para lo bueno, ni para lo malo. Eso quiere decir que aunque no estés sentado en tu despacho o laboratorio, tu cabeza la mayor parte del día está discurriendo para solucionar algún problema, para mejorar algo que has hecho, para ver cual va a ser el próximo paso que vas a dar en tu investigación.
Mi día a día empieza andando hacia el Centro de Investigación en el que trabajo. Tardo unos 20 minutos en llegar, y a parte de para despertarme, me sirven para planificar mi día de trabajo.
Durante el trabajo, suelo hacer uso de la tecnología pomodoro para administrar mi tiempo. Esta técnica consiste en dividir el tiempo en periodos de 25 minutos de máxima concentración separados de pausas de 5 minutos. Y cada 4 periodos, tomar una pausa de unos 15 minutos. De esta forma puedes estar concentrado durante todo el día en una o varias tareas.
Como en el trabajo con mucho de mis compañeros, y sólo tenemos una regla (que no siempre cumplimos) y es que no se puede hablar de trabajo durante comemos. Aunque casi siempre hay alguien que está enfrascado en un problema que no sabe cómo abordar, por lo que le solemos ayudar con la denominada técnica del patito de goma, que consiste en escuchar como te cuenta el problema sin llegar a hablar (como si fuésemos patitos de goma). La persona que tiene el problema, por el hecho de tener que explicarle a alguien “que pasa” tiene que ordenar sus ideas y se da cuenta del error.
Cuando salgo de trabajar voy al gimnasio, aunque hay días que me cuesta horrores por el cansancio. Al terminar el día, suelo aprovechar para jugar a videojuegos, y antes de irme a dormir leer un poco o ver una serie.

Aficiones

Soy un tipo bastante corriente en es sentido. Me gustan especialmente los videojuegos con historias interesantes. La lectura, desde novelas, comics, novelas-gráficas o mangas, si la historia es interesante me da igual el formato.
Como a todo el mundo, me gusta viajar por lo que siempre que tengo oportunidad intento salir fuera, muchas veces con escusa de un congreso, Desde hace un par de años me he aficionado a la fotografía.

Centro o departamento

Trabajo en el Centro de Investigación en Tecnologías de la Información y la Comunicación, para el departamento de Arquitectura y Tecnologías de los Computadores para el grupo de investigación Software Libre para la Optimización, Búsqueda y Aprendizaje.

Línea de investigación en la que trabaja actualmente

En los años 50 se pensaba que el mundo nunca estaría preparado para más de cuatro o cinco ordenadores, y que estos pesarían varias toneladas. Sin embargo, hoy en día cada vez más gente en todo el mundo lleva un pequeño ordenador en su bolsillo, o incluso en su muñeca. Estos dispositivos son denominados inteligentes, no sólo por su capacidad de cálculo, sino por su posibilidad de intercomunicación con otros dispositivos de distinta naturaleza. Bluetooth y WiFi son dos de las tecnologías más empleadas para la intercomunicación de dispositivos.

Estos dispositivos brindan multitud de servicios y usos, como la navegación web o la mensajería, además la posibilidad de estimar dónde se encuentra l usuario, ya sea mediante triangulación de la señal de lo satélites GPS, intensidades de señales a puntos de acceso WiFi o balizas Bluetooth. El problema de detección personal, es decir “¿Dónde estoy?” es un problema bien resuelto actualmente.

Sin embargo, detectar cuánta gente hay en una zona concreta y estudiar y comprender cómo se mueven dichas es personas, es un problema más complicado, y es una de las piezas principales para lograr las denominadas Smartcities.

Mi tesis propone estudiar el movimiento de las personas en base a las “trazas” emitidas voluntaria e involuntariamente por sus dispositivos inteligentes. Para ello se hace uso de un dispositivo que “recoge” dicha información en tiempo real y la procesa mandándola a un servidor central, obteniendo entre otra información la dirección MAC única de cada dispositivo. Con una red de estos dispositivos podemos responder a preguntas del tipo “¿Cuánta gente hay en un local? ¿Cuánto han tardado en llegar? ¿Por donde han venido? ¿Cuales son sus hábitos?

Tener esta información en tiempo cercano al real, permite planificar mejor las rutas, optimizar las colas, comprender mejor cómo la sociedad se desplaza por las ciudades. Puede servir tanto al ciudadano como a las administraciones, para darles información que les permita reajustar las infraestructuras en base a información real.