Francisco J. Alaminos Romero

Investigación Social sobre Infancia y Adolescencia.

Nombre de la mesa: Las TIC en la vida de las chicas y chicos

Temas sobre los que conversar

Las Tecnologías de la información y comunicación han revolucionado nuestra forma de estar en el mundo influyendo enormemente en nuestros hábitos. Esta influencia parece aún mayor en los niños y las niñas, puesto que han demostrado que son super usuarios de estas TIC. De hecho, en los hogares donde hay personas menores de edad, el equipamiento tecnológico es mayor y cuentan con una media de 7 dispositivos TIC por hogar.

Las estadísticas muestran que en torno a un 90% de los niños y niñas de 10 a 15 años utilizan con frecuencia ordenador y acceden a Internet. Casi un 70% disponen de teléfono móvil para uso particular, porcentaje que llega casi al 100% con algo más de edad. Con este panorama, las TIC se muestran como una fuente de oportunidades, que nos permiten ampliar el conocimiento y la formación académica pero también sobre el ocio, facilitando el desarrollo de hobbys y preferencias musicales, culturales, deportivas, etc. Favorecen la creatividad y la participación, y son además una de las principales vías de comunicación interpersonal.

No obstante, no podemos olvidar su “lado oscuro”, ya que su “mal uso” puede acarrearnos riesgos a veces inesperados. Estar hiperconectados nos puede limitar a la hora de tener una interacción más real con amigos y amigas. Una TIC sin el debido control de la privacidad puede conducir a situaciones de riesgo no deseadas y a ser víctimas de grooming o sexting.

Por supuesto que sí a las TIC, pero es imprescindible acompañarlas de un buen trabajo sobre las competencias digitales comenzando a edades tempranas con los niños, niñas y sus familias, que nos permita construir un entorno digital seguro y responsable.

Formación

Coordinador del Observatorio de la Infancia en Andalucía (OIA), licenciado en Ciencias y Técnicas Estadísticas por la Universidad de Granada y Máster en Dirección Comercial y Marketing por la ESNA (Granada). Estudió en el IES Antigua Sexi de Almuñécar.

1 día en la vida de un científico

Una de las tareas del OIA es realizar investigación social. En este sentido, nos interesa el comportamiento, las características, las opiniones de las personas menores de edad y sus familias.

En nuestro día a día, trabajamos en el diseño de herramientas propias (cuestionarios, diseño de talleres, etc.) que nos permitan obtener información sobre lo que nos interesa, o por el contrario apoyarnos en la revisión de diversas fuentes secundarias (documentos e informes, procedentes de otros investigadores); a partir de ahí, seleccionamos la información y elaboramos informes propios para que otros profesionales puedan utilizarla en su trabajo diario con niños y niñas.

Aficiones

En este momento, mi principal afición es el tiempo con mi familia, pero he practicado muchos deportes a lo largo de toda mi vida, sobre todo fútbol de forma amateur. Me encanta la literatura -últimamente estoy por la novela negra- y de la música, casi toda, pero sin duda el rock y si es en directo mucho mejor.

Centro o departamento

Observatorio de la Infancia en Andalucía. Escuela Andaluza de Salud Pública.

Línea de investigación en la que trabaja actualmente

En el OIA estudiamos temas siempre relacionados con las personas menores de edad. Entre estos temas de estudio estaría el uso de las TIC, las relaciones familiares, situaciones relacionadas con la pobreza y exclusión social, participación social, etc.