Jesús Foronda García

Departamento de Protección Vegetal Sostenible. Grupo de Control Biológico. Centro IFAPA-La Mojonera, Almería.

Nombre de la mesa: La guerra de los mundos: enemigos naturales vs plagas

Temas sobre los que conversar

Desde el comienzo de la agricultura bajo plástico en Almería, las plagas y las enfermedades que afectan a las especies hortícolas han supuesto un obstáculo para el agricultor, causando daños en hojas, tallos y frutos y por tanto afectando a la rentabilidad de los cultivos.

Las especies hortícolas que más se cultivan en nuestra zona son calabacín, berenjena, pimiento, pepino, tomate, melón y sandía. Esta reducida diversidad de cultivos y la alta concentración de explotaciones han contribuido a aumentar la presión de plagas que indistintamente son capaces de atacar a unos cultivos y a otros. Para combatirlas, tradicionalmente se han utilizado productos químicos, conocidos comúnmente como plaguicidas o pesticidas.

Hoy día, los consumidores demandan frutas y verduras de mayor calidad, es decir, que se produzcan respetando el medioambiente, minimizando la presencia de residuos tóxicos y por tanto que sean más saludables y seguras para la alimentación.

Una técnica, que ya lleva algunos años implantada en los cultivos hortícolas de invernadero es el Control Biológico, que consiste en la utilización de enemigos naturales para el control de las plagas, como alternativa al uso de productos químicos. Los enemigos naturales son insectos o ácaros que se introducen en los cultivos y se alimentan de las plagas hasta eliminarlas.

Formación

Graduado en Biología. Universidad de Alicante.
Máster en Gestión y Restauración del Medio Natural. Universidad de Alicante.
Máster en Formación del Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas. Universidad Isabel I.

1 día en la vida de un científico

Comenzamos el día con el mantenimiento de las plantas necesarias para los ensayos y la cría de insectos, este proceso rutinario es imprescindible para el buen funcionamiento de los experimentos. Después, dependiendo de la época del año tenemos diferentes tareas. En primavera y otoño se realiza el trabajo de campo, ya que es el periodo más idóneo para evaluar el control de plagas. Por otro lado el trabajo en laboratorio al ser en un entorno controlado se realiza cuando es necesario. Por último en el despacho hacemos análisis de datos, redactamos y buscamos nueva bibliografía para seguir aprendiendo cada día.

Aficiones

Como buen monitor Scout disfruto mucho del senderismo, acampando en medio de la naturaleza y enseñando a los más pequeños todo lo que se. Mi mayor afición es viajar y descubrir lugares nuevos, aunque si me quedo en casa lo que más me gusta es ir al cine y un buen videojuego.

Centro o departamento

Departamento de Protección Vegetal Sostenible. Centro IFAPA-La Mojonera (Almería).

Línea de investigación en la que trabaja actualmente

Control de Plagas. Mutualismo Hormiga-pulgón.