José Beltrán Fortes

Área de Arqueología

Nombre de la mesa: La Arqueología, más que el “CSI” de la Historia

Temas sobre los que conversar

La Arqueología es una ciencia histórica, ya que persigue el conocimiento del pasado de los grupos sociales que nos han precedido en el tiempo desde sus orígenes, a partir del estudio de los restos materiales que documentan esos períodos históricos. Por la enorme amplitud de ese objeto de estudio y el carácter especializado que la ciencia adquirió en la edad Contemporánea, la Arqueología (en mayúscula, como ciencia), se ha subdividido en diversas especializaciones, o “arqueologías” (en minúsculas) desde diversos enfoques, como pueden ser por áreas geográficas, en las que nos interesa sobre todo el ámbito europeo y próximo oriental; y dentro de éste , el enfoque cronológico-cultural (arqueología preshistórica, protohistórica, clásica, medieval, postmedieval…), cronológico temático (egiptología, etruscología, sumeriología, hititología, arqueología cristiana...); o que tienen en cuenta los contextos de desarrollo (como la arqueología subacuática, la arqueología urbana o la arqueología de la arquitectura…); o incluso los contextos culturales, las llamadas “arqueologías de alcance medio” (como la arqueología espacial, del territorio, del paisaje, de la muerte, del culto, de la guerra, de género…).
Si algo caracteriza a esta ciencia es su método de análisis, sobre todo en el caso de la prospección y la excavación (de carácter estratigráfico), como sistemas de recuperación del registro arqueológico, así como su interdisciplinariedad, es decir, su relación con otras ciencias muy diversas, tanto desde el ámbito de las ciencias sociales o humanísticas (como la Historia del Arte, la Filología, la Geografía…), cuanto de las ciencias puras o tecnológicas (Matemáticas, Geología, Química…). Así, ha desarrollado una serie muy singular de técnicas de caracterización y datación absoluta aplicadas de otras disciplinas, que la hacen una especie de “C.S.I.” de la Historia. Pero no debemos perder de vista que, al final de todos esos sofisticados métodos y técnicas desarrollados, el objetivo es histórico.
Por otro lado, la materialidad de su objeto de estudio (la cultura material de las sociedades del pasado) hace que la Arqueología, como disciplina, también deba interesarse por ese patrimonio arqueológico, que forma una parte muy importante del patrimonio cultural de cualquier comunidad humana, participando en su gestión actual, cuando desarrollando un análisis histórico, mediante la historiografía arqueológica, que interesa, por ejemplo, no sólo a cómo se han interpretado esos restos, sino a cómo se han coleccionado. Algo evidente si se tiene en cuenta que este Café con Ciencia se desarrolla en la Gipsoteca de la Universidad de Sevilla.

Formación

Como no soy sevillano, sino malagueño, nacido en Vélez-Málaga, inicié mis estudios en dos colegios religiosos de esa localidad, como era habitual en la España final del franquismo (primero de clarisas y luego de frailes), y pasé a continuación al único instituto público que tenía entonces en Vélez-Málaga. A continuación me titulé en la licenciatura de Filosofía y Letras de la Universidad de Málaga, en la sección de Mundo Antiguo y especialidad de Arqueología, que era encontes de cinco años, tres de comunes y dos de especialidad. Allí fui becario pre y postdoctoral y, de manera complementaria, fui desarrollando mi formación arqueológica con frecuentes colaboraciones en excavaciones arqueológicas. Ya doctor, obtuve por oposición plaza de profesor titular de Arqueología en la Universidad de Córdoba, en 1988, donde estuve dos cursos académicos.
Posteriormente, en el año 1990, volví a opositar y ha obtener otra plaza de profesor titular de Arqueología en nuestra Universidad de Sevilla donde estoy desde entonces. Como soy especialista en arqueología clásica, en concreto del mundo romano, he tenido sobre todo estancias de formación e investigación en Italia y, en menor grado, Alemania. Finalmente, obtuve una plaza de catedrático de Arqueología en la Universidad de Sevilla, en nuestro departamento de Prehistoria y Arqueología (facultad de Geografía e Historia), en el año 2010.

1 día en la vida de un científico

Desde hace dos años estoy dirigiendo la Editorial Universidad de Sevilla, que publica libros de carácter científico y gestiona más de 40 revistas especializadas de diverdos departamentos y grupos de investigación de la Universidad de Sevilla. Esa dedicación a la gestión universitaria debe ser desempeñada por el propio Personal Docente e Investigador (PDI) de las universidades y, aunque significa un sacrificio en las tareas de docencia e investigación, es un compromiso que debe hacerse en algunos momentos de la vida académica. Ello ha cambiado totalmente mis hábitos de trabajo habituales, ya que exige una constante dedicación, así como la permanencia en la sede de la editorial, en la cale Porvenir, 27, de Sevilla, en el edificio Corominas, que fue construido por el famoso arquitecto Aníbal González en los inicios del siglo XX.
No he perdido mi vinculación a la docencia e investigación, que son las principales ocupaciones de un universitario. En el ámbito de la docencia, tenemos un grado y un máster en Arqueología, interuniversitario con la Universidad de Granada, y ello ofrece a los alumnos la posibilidad de desarrollar un curriculum completo en la formación arqueológica, que se complementa con prácticas de campo; en ese sentido destacan las prácticas oficiales del grado, que se celebran en el yacimiento de Cerro Macareno (La Rinconada), y del máster, que se desarrolla en el yacimiento de Itálica (Santiponce). Además, los TFG y TFM de los alumnos de los que somos tutores se realizan en ocasiones sobre materiales arqueológicos.
También en el ámbito de la investigación sobresalen los proyectos generales de arqueología con base en excavaciones arqueológicas, aunque la crisis desde 2008 ha paralizado muchos de éstos que se desarrollaban en Andalucía, subvencionados por la Junta de Andalucía, que es la que tiene la competencia en materia de patrimonio cultural en el actual marco de las Comunidades Autónomas. Además, se estudian materiales de todo tipo en museos, provinciales o locales.
En general, la investigación se enmarca en proyectos de investigación de carácter propio (de la universidad, que cuenta con un plan propio de investigación plurianual, actualmente estamos en el VIPPIUS), local (de ayuntamientos), regional (de la Junta), nacional (del ministerio español de Economía y Competitividad) e internacional (de diversas insittuciones). Estoy dirigiendo actualmente un proyecto de investigación sobre Itálica. Además, dirijo el grupo de investigación “Historiografía y Patrimonio Andaluz” (HUM 402) dentro del Plan Andaluz de Investigación, desde 1995 hasta hoy, y del que forman parte más de 20 investigadores.

Aficiones

La principal afición que siempre he tenido ha sido la lectura, desde que era muy joven, aunque desde hace ya bastantes años sólo puedo hacerlo en verano o a ratos perdidos, puesto que de manera habitualdebes dedicar casi todo tu tiempo a la formación continua en tu área de especialidad y a la investigación, que se plasma en la publicación de libros, artículos en revistas especializadas, ponencias y comunicaciones en congresos, impartición/organización de cursos y seminarios, conferencias y charlas, etc.
Lógicamente también viajar, aunque normalmente se complementa con los intereses de trabajo, pues puedes así visitar yacimientos y museos de otras culturas que normalmente sólo conoces a través de la spublicaciones.

Centro o departamento

Actualmente divido mi tiempo de trabajo entre la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Sevilla, donde doy clases en el Grado en Arqueología, adscrito al Departamento de Prehistoria y Arqueología; y la Editorial Universidad de Sevilla, de la que soy director desde febrero de 2016. Cuando puedo, realizo salidas de trabajo a yacimiento o, sobre todo, museos y colecciones arqueológicos.

Línea de investigación en la que trabaja actualmente

Son varias las líneas de estudio que llevo a cabo actualmente:
*El estudio de la escultura hispanorromana, sobre todo en la Bética (la antigua Andalucía romana, en sus líneas básicas). Estoy preparando un libro de las esculturas romanas recuperadas en la actual provincia de Cádiz.
*La historia de la arqueología en Andalucía, así como de algunas colecciones arqueológicas que se han conformado a lo largo de la historia en Sevilla. También he estudiado el coleccionismo de yesos que reproducen piezas arqueológicas romanas y fue comisario de la exposición para el montaje de la Gipsoteca, en la que haremos este Café con Ciencia.
*La investigación arqueológica de Itálica (Santiponce, Sevilla), la ciudad romana donde nació el emperador Trajano. Además, ello se vincula al proyecto de que Itálica entre en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.
*Estudio y análisis de las explotaciones pétreas (canteras) de época romana en el sur de Hispania y el comercio y uso de los mármoles en las antiguas ciudades romanas de la Bética.