Mª del Mar Téllez Navarro

Protección de cultivos hortícolas en invernadero

Nombre de la mesa: Control Biologico, conoce a tus pequeños aliados

Temas sobre los que conversar

Desde el comienzo de la agricultura bajo plástico en Almería, las plagas y las enfermedades que afectan a las especies hortícolas han supuesto un obstáculo para el agricultor, causando daños en hojas, tallos y frutos y por tanto afectando a la rentabilidad de los cultivos.
Aproximadamente son 7 las especies hortícolas que más se cultivan en nuestra zona, estas son: calabacín, berenjena, pimiento, pepino, tomate, melón y sandía. Esta reducida diversidad de cultivos y la alta concentración de explotaciones han contribuido a aumentar la presión de plagas que indistintamente son capaces de atacar a unos cultivos y a otros. Para combatirlas, tradicionalmente se han utilizado productos químicos, conocidos comúnmente como plaguicidas o pesticidas.
Hoy día, los consumidores demandan frutas y verduras de mayor calidad, es decir, que se produzcan respetando el medioambiente, minimizando la presencia de residuos tóxicos y por tanto que sean más saludables y seguras para la alimentación.
Una técnica, que ya lleva algunos años implantada en los cultivos hortícolas de invernadero es el Control Biológico, que consiste en la utilización de enemigos naturales para el control de las plagas, como alternativa al uso de productos químicos. Los enemigos naturales son insectos o ácaros que se introducen en los cultivos y se alimentan de las plagas hasta eliminarlas.
El Centro IFAPA de La Mojonera lleva muchos años trabajando en el desarrollo de las técnicas de Control Biológico, contribuyendo a su implantación en el sector de la horticultura mediante actividades tanto de investigación y experimentación, como formativas y de divulgación.

Formación

- Colegio Sagrado Corazón de Jesús: estudios de primaria, secundaria y bachiller (Córdoba)
- Ciencias Biológicas en la Universidad de Córdoba.
- Doctorado en la Universidad de Granada.
- Técnico Especialista en el Instituto Andaluz de Investigación Agraria, IFAPA

1 día en la vida de un científico

Mi jornada laboral comienza a las 8 de la mañana y termina a la 15.15 de la tarde. Lo primero que hago al llegar es revisar el correo y contestar los e-mail de trabajo más importantes. Luego suelo bajar a inspeccionar las instalaciones que estamos utilizando para los diversos ensayos, como son los invernaderos donde ponemos a prueba los métodos de control y las cámaras de cultivo, que consisten en habitáculos aislados del exterior donde simulamos las condiciones de campo para la cría de insectos o de plantas. Después me reúno con mis compañeros y revisamos las tareas que hay programadas para ese día. En este tipo de trabajo la colaboración entre los compañeros del equipo es fundamental ya que se trata de realizar operaciones muy delicadas que una persona no sería capaz de hacer por si sola. Una vez que terminamos el trabajo de campo o de laboratorio subo a mi despacho para elaborar los datos recogidos y poder interpretarlos.
Además, participo en la impartición de cursos y jornadas técnicas dirigidas a profesionales del sector agrícola, tanto técnicos como agricultores. Preparo comunicaciones y publicaciones de los resultados obtenidos en los proyectos de experimentación e investigación para revistas y congresos especializados.

Aficiones

Elaborar jabones y comsmetica natural, leer, pasear, natación, escuchar música y viajar

Centro o departamento

Área de Protección Vegetal Sostenible. Centro IFAPA LA MOJONERA (ALMERÍA)

Línea de investigación en la que trabaja actualmente

Desarrollo de nuevas estrategia de uso de enemigos naturales para la mejora del control
biológico en cultivos de cucurbitáceas.