María Yolanda Cantón Castilla

Cienceia del suelo, Ecohidrología

Nombre de la mesa: Biocostras: descubriendo a las ingenieras protagonistas de las zonas áridas

Temas sobre los que conversar

Muy poca gente sabe que las zonas áridas que están dominadas por suelos sin vegetación, aparentemente desnudos, en realidad, no lo están ya que son “el hogar” de unas comunidades complejas de líquenes, cianobacterias, musgos, algas, hongos y otras bacterias que viven íntimamente asociadas a las partículas del suelo y que en conjunto se conocen como Costras Biológicas del Suelo o Biocotras. Estos diminutos habitantes aparecen en la mayoría de los suelos de zonas áridas, las cuales por cierto, constituyen más del 40% de la superficie terrestre, pueden llegar a cubrir más del 70% del suelo en muchos ecosistemas. Auqnue aparecen como una capa muy fina, casi insignificante, sobre el suelo (uno o unos pocos milímetros) desempeñan un papel muy significativo en los ecosistemas. Las biocostras constituyen la frontera entre el suelo y la atmósfera y por lo tanto controlan los flujos de agua, gases y energía hacia y desde el suelo y, por lo tanto, tienen una influencia decisiva en los flujos de agua y nutrientes, y, en general, en las condiciones del suelo bajo la superficie, así como, en los organismos y plantas que viven sobre ese suelo. La misión de nuestro grupo es dar a conocer sus funciones para que una vez se reconozca su gran importancia se protegan y se aproveche su potencial en la restauración de suelos.

Formación

Estudié en el colegio de mi pequeño pueblo, Alhabia, el colegio público Juan XXIII. A continuación, hice el bachillerato en el Instituto “Alhadra” en Almería y elegí la rama de Ciencias. Al acabar, me trasladé a la Universidad de Granada, para estudiar Biología. Ya durante mis estudios universitarios comencé a interesarme por la investigación colaborando en un departamento como alumna interna. Tras licenciarme decidí volver a mi tierra para entender sus secos paisajes y como responden a la lluvia, prevenir la degradación de sus suelos, y abordar problemas ambientales de gran importancia a escala global como la desertificación. Esto fue posible pues al acabar mis estudios obtuve una beca predoctoral del Ministerio de Educación y Ciencia para desarrollar mi tesis doctoral en la Estación Experimental de Zonas Áridas, un centro del Consejo Supeiror de Investigaciones Científicas, localizado en Almería, dentro del grupo de Desertificación y Geoecología. Fue durante mi tesis, trabajando en el desierto de Tabernas donde descubrí la importancia de las biocostras en nuestros ecosistemas secos y me fascinaron. Tras disfrutar diferentes becas y contratos en el CSIC me trasladé a la Universidad de Almería donde comencé como profesora en el año 2000, y donde continuo ahora como catedrática en el departamento de Agronomía. Mi pasión por las bicostras aumenta a medida que las conozco más y trato de transmitirla a mis estudiantes, mi familia, amigos etc, con la esperanza de que algún día todo el mundo las conzca y valore como merecen.

1 día en la vida de un científico

Me suelo levantar muy temprano y trabajar una hora y media a primerisima hora que es cuando más me concentro, en ese momento abordo los temas más complejos de mi investigación en marcha. Tras dejar a mi hija en el cole, vengo a la Universidad, mas o menos a las 8:30h y empieza la jornada con dos o tres horas de clase, alguna tutoría con los estudiantes, y luego dependiendo del día podemos reunirnos todo el equipo o parte para diseñar algún experimento, resolver problemas que surgen en la toma o procesado de datos, discutimos resultados etc. Tras la parada para el almuerzo continúa el trabajo escribiendo o revisando algún artículo, poryecto etc. A media tarde hago de taxista de mi hija (conservatorio de música, inglés etc..) y durante las esperas aprovecho para acabar el trabajo con el portátil en el asiento del coche. Al final de la tarde un buen paseo por el campo con mi perro y resto de la familia, cena y a la cama pronto

Aficiones

Mi familia dice que mi afición es “trabajar” y en parte es cierto. Soy muy afortunada, mi trabajo es, en gran medida, un hobby por el que me pagan. No obstante, también me encanta viajar, descubrir sitios nuevos por mi cuenta y mi profesión también lo facilita, a través de congresos en los que participo, cursos que imparto o colaboraciones en diferenets paises. El senderismo, la playa, el cine o la lectura también están entre mis actividades favoritas.

Centro o departamento

Departamento de Agonimía de la Universidad de Almería

Línea de investigación en la que trabaja actualmente

El grupo de investigación que lidero se llama Ecoretos: Ecohidrología y Restauración de tierras áridas que resume las dos grandes líneas de investigación en las que trabajamos:
1) Ecohidrología de zonas áridas en la que analizamos las interacciones entre los procesos hidrológicos y geomorfológicos y la vegetación en ecosistemas áridos y como responden al cambio climático y la actividad humana.
2) Degradación de suelos y restauración en zonas áridas. Estamos especialmente preocupados por la erosión hídrica. Y entra las estrategias de restauración actualmente estamos desarrollando una nueva enfocada a regiones áridas que se basa en inocular suelos con cianobacterias (parte de las biocostras).