Miguel de Cara García

Protección vegetal sostenible

Nombre de la mesa: C.S.I.-L@s VEGegetAleS: Hongos asesinos de plantas

Temas sobre los que conversar

Si las plantas enferman antes de producir alimento, nos quedamos sin comida. Que se lo pregunten a los irlandeses que tuvieron que emigrar de forma masiva a mediados del siglo XIX a causa de la Gran Hambruna motivada por un microbio que arrasó con las plantaciones de papas de las islas británicas durante 3 años seguidos. El causante: Phytophthora infestans, el moho de la gangrena o mildiu, que fue descrito en 1845 por primera vez.

Los cultivos hortícolas de Almería no están exentos de enfrentarse a distintas patologías, que tienen unos efectos directos sobre la economía del agricultor, y por extensión sobre la economía de la provincia. Las enfermedades de nuestros cultivos pueden afectar tanto a los órganos aéreos como a las raíces de las plantas. Provocan lesiones localizadas, podredumbres y deformaciones de hojas, tallos, raíces o frutos, la marchitez de la planta, y en algunos casos la muerte de la misma. La detección de los patógenos y el diagnóstico de estas enfermedades es fundamental para adoptar las medidas necesarias (preventivas o terapéuticas), que ayuden a minimizar los daños causados a la explotación agrícola. En el IFAPA de La Mojonera, estas cuestiones forman parte de nuestro día a día investigador.

En nuestra mesa hablaremos sobre las técnicas más comunes para identificar algunos microorganismos implicados en estas patologías. Abordaremos algunas técnicas diagnósticas habituales en laboratorios de microbiología: cultivos biológicos en placa de Petri, montajes y observaciones microscópicas,… y las tan necesarias pruebas de patogeneicidad que nos permiten comprobar los Postulados de Koch.

Para ello, visitaremos el laboratorio de micología/microbiología del IFAPA de La Mojonera, donde haremos preparaciones con tejido de plantas enfermas y haremos observaciones al microscopio para tratar de identificar al “criminal”. Después visitaremos un invernadero experimental para comprobar in situ cómo es un experimento de patología vegetal, donde continuaremos viendo más síntomas de estas enfermedades.

Formación

Inicios en el colegio Arcoiris e instituto José Martín Recuerda (Motril), estudios superiores de Ingeniero agrónomo en la Universidad de Almería, y posgrado en “Agricultura intensiva en zonas semiáridas” en la misma Universidad de Almería, donde realicé mi tesis acerca del “Colapso o muerte súbita del melón”. Una vez con el doctorado pasé a dirigir el departamento de I+D de “MIP System Agro” una empresa almeriense, donde estudiábamos y “fabricábamos” insectos depredadores y parasitoides de las plagas. En 2014 me incorporé con un contrato postdoc al IFAPA de La Mojonera, para retomar mis trabajos sobre “Epidemiología y control de micosis de los cultivos hortícolas”. En estos años he complementado mi trabajo con estancias en el Centro de Ciencias Medioambientales del C.S.I.C. (Madrid), en la Universidad de California (USA), y en el I.N.R.A. de Dijon (Francia).

1 día en la vida de un científico

En primer lugar revisamos los experimentos que están en marcha, pues implican a seres vivos
(plantas, mohos) y estos no entienden de cuestiones humanas. La revisión consiste en repasar
invernaderos, cámaras, laboratorios, etc., conversar con los otros miembros del equipo sobre la
tarea del día en curso y dar paso a la misma. En función de los trabajos que se estén
realizando se hacen tomas de datos en los cultivos, análisis de plantas en el laboratorio u
observaciones microscópicas. Una parte del tiempo la dedicamos a investigar lo que otros
colegas han hecho o están haciendo sobre nuestra temática de trabajo. Esto supone consultar
artículos, libros, tesis, y cualquier información científica contrastada, aunque es habitual
comunicarnos con otros colegas (españoles o de cualquier parte del planeta) para discutir los
trabajos, o preparar nuevos proyectos, ya sea asistiendo a congresos, grupos de trabajo, o a
través de la red. La elaboración de nuevas investigaciones es también parte esencial de
nuestro trabajo. Para ello consultamos a profesionales del sector (técnicos, agricultores) que
conocen las necesidades del mismo, hacemos visitas a fincas, y muestreamos aquellas plantas
que tienen síntomas. Por último, también dedicamos tiempo a la difusión de nuestro trabajo,
tanto en ámbitos científicos como en cursos y jornadas para los verdaderos receptores de la
información, que son los agricultores y técnicos.

Aficiones

Me gusta disfrutar a tope de nuestras playas con la familia y los amigos. ¡¡Y salir de tapas!!

Centro o departamento

Área de Protección Vegetal Sostenible del centro de La Mojonera del Instituto andaluz de
investigación y formación agraria y pesquera (IFAPA).

Línea de investigación en la que trabaja actualmente

Nuestros trabajos se centran en la epidemiología y control de enfermedades causadas por
hongos fitopatógenos, es decir, investigamos el “comportamiento” de los hongos que enferman
a las plantas y los métodos para minimizar sus efectos dañinos, especialmente aquellos
compatibles con la agricultura biológica.