Mónica González Fernández

Agroecología

Nombre de la mesa: Vamos a hablar de biodiversidad!!!

Temas sobre los que conversar

Vamos a hablar de la sostenibilidad de nuestra actividad agraria desde el puntod de vista de la agroecología, de cómo la biodiversidad que nos rodea nos ayuda cada día sin que seamos conscientes de ello. Hablareamos de qué necesita la fauna auxiliar para quedarse cerca de nuestros cultivos y de cómo ser capaces de devolverles un hábitat para que sigan ayudándones. Dedicaremos una mirada cariñosa a nuestros matojos.

Formación

Desde 2000 inicié mi carrera investigadora en el estudio de la biología reproductiva del olivo a través de una beca tipo b1 de formación de investigadores y técnicos en tecnologías específicas concedida por la junta de andalucía en el área de fruticultura. Finalizada esta beca y en el periodo 2003-2007 realicé la tesis doctoral “biología reproductiva, polinización y fructificación en chirimoyo (annona cherimola mill)” con una beca propia de la estación experimental de la fundación cajamar (ee), centro en el que actualmente estoy trabajando. El desarrollo de programas de polinización artificial en chirimoyo ha ocupado parte de mi carrera investigadora. Además, durante ese periodo trabajé en el departamento de fruticultura subtropical y mediterránea. Mi línea de investigación se centró en el estudio de la fisiología de la floración y de la fructificación de diferentes especies frutales tanto mediterráneas (uva de mesa, olivo y almendro) como subtropicales (aguacate, mango, níspero y chirimoyo), prestando especial atención al estudio de la calidad de la flor, sus atractivos florales (néctar, polen, volátiles, etc) y su relación con la biología reproductiva de estas especies. Mi participación activa en el grupo de investigación de la universidad de almería agr222 “fruticultura subtropical y mediterránea” me ha permitido desarrollar, al amparo de varios proyectos de investigación, el empleo del riego deficitario en frutales, especialmente en níspero, con el fin de modificar las fechas de floración y fructificación y así poder obtener cosechas extemporáneas saliendo de las fechas en las que se producen excedentes de dicho cultivo. Con el mismo objetivo de producir uva de mesa fuera de temporada, he abordado el cultivo de esta especie bajo abrigo. Desde 2008 formo parte de la plantilla de la ee y en 2010, en mi centro de trabajo se me propone un cambio de línea de trabajo, ofreciéndome la posibilidad de responsabilizarme de un área de nueva creación en la ee dedicada al control biológico de plagas. La idea era seguir dando cobertura al desarrollo sostenible de la horticultura intensiva, teniendo en cuenta la relevancia que el control biológico tiene en la competitividad e imagen de este sector. Desde entonces he dedicado mi esfuerzo a desarrollar principalmente una línea de trabajo novedosa relacionada con el control biológico por conservación en cultivos bajo plástico del sureste español. Esta línea la estoy desarrollando en colaboración con el centro ifapa la mojonera, distintos centros del csic (estación experimental del zaidin, granada, ee zonas aridas, almería, ee la mayora, málaga), imida de murcia, irta cataluña, universdad de almería y granada. Apostamos por la recuperación de parte de la biodiversidad perdida mediante la plantación de vegetación autóctona en el entorno de los invernaderos del se español.
A lo largo de mi trayectoria profesional he realizado 30 comunicaciones en congresos nacionales e internacionales, 1 capitulo de libro, 12 publicaciones internacionales, 8 publicaciones nacionales, he participado en 31 seminarios técnicos, he desarrollado, junto al ifapa la mojonera la app planten (plantas y enemigos naturales), participo en varios grupos operativos autonómicos y suprautonómicos relacionados con la bioidiversidad como herramienta para el control integrado de plagas y enfermedades

1 día en la vida de un científico

La vida de un científico puede ser de todo, pero nunca es aburrida. La actividad que desarrolla un investigador es muy variada, lo que se dice “de bota y bata”, un día estás rodilla al suelo en el campo contando bichos o montando un ensayo, o tomando datos de los que sea; otro día estas en un laboratorio, identificando bichos, por ejemplo, o procesando muestras; hay días que estas leyendo literatura científica para seguir aprendendiendo y estar al día de lo que otros están haciendo en tu línea de trabajo; hay días muy emocionante en los que analizas los resultados de los ensayos que estás desarrollando y sacando conclusiones; Otros días estas escribiendo artículos para publicar tu trabajo o redactando proyectos para seguir investigados. Y muchas veces se viaja para participar en congresos en los que das a conocer tus trabajos recientes y tienes la ocasión de discutir con otros investigadores… u por supuesto conocer otros paises

Aficiones

Me encanta la naturaleza, por eso siempre que puedo salgo a caminar por cualquier espacio natural, a disfrutar de cualquier paisaje, y de las pequeñas cosas, con mis hijos y mi perro… Me gustan los paisajes costeros. Mi gran pasión desde que tengo uso de razón son los caballos, así que desde que tuve autonomía económica y me compré mi primer caballo, disfruto tanto de la doma clásica como de esos paseos por la naturaleza… todo es mucho más bonito cuando se mira a través e las orejas de un caballo.
Me encanta leer cuando tengo tiempo, la novela histórica o fantastica es lo que más me gusta; y escuchar buena música popera… y por supuesto me gusta mucho viajar y conocer gente y lugares distintos

Centro o departamento

Trabajo en la Estación Experimental de Cajamar, en el Área de Agrosostenibilidad y soy repsponsable de Control Biológico de Plagas

Línea de investigación en la que trabaja actualmente

Parte de mi investigación se ha centrado en la selección de arbustos autóctonos adecuados para conformar setos o bosques-isla capaces de fomentar la presencia de fauna auxiliar beneficiosa en el entorno de los invernaderos, actuando como barreras fitosanitarias y contribuyendo a una importante mejora del paisaje, con todos los beneficios mediambientales que ello conlleva, es decir contribuir a mejorar el servicio que la biodiversidad puede prestar al mantenimiento de una agroecosistema más sostenible.