Óscar Godoy del Olmo

Ecología y Biología Vegetal.

Nombre de la mesa: ¿Por qué hay tantas especies?

Temas sobre los que conversar

Una de las características que más nos sorprende de la naturaleza es su diversidad. ¿Cómo es posible que haya tantas especies en el mundo? Varios motivos nos pueden ayudar a responder esta pregunta. La primera tiene que ver con la evolución. Las primeras formas de vida aparecieron hace mucho mucho tiempo en el planeta y la evolución ha hecho que a lo largo de todo este tiempo hayan aparecido más especies nuevas de las que se han extinguido. Es como un lago donde entra más agua de la que sale. La segunda razón tiene que ver con la idea de que la Tierra está dividido por grandes océanos y montañas que hacen que no todas las especies puedan estar en todos lados.
Además, para que las especies puedan vivir necesitan alimentarse y obtener recursos del ambiente. Un loro de la selva para poder alimentarse de frutos necesita un pico fuerte y grande mientras que un león que vive en la sabana necesita ser rápido para poder atrapar a su presa. Ni al loro se le daría bien comer gacelas ni al león como fruta de la selva, por eso las características de las especies permite que puedan obtener ciertos recursos pero no otros. Ya que no todas las especies se alimentan de la misma manera y eso hace que no compitan por el mismo alimento, la diversidad se mantiene porque no se limiten unas a otras. Pero si estas razones son las que explican la diversidad, por qué algunas especies son muy comunes y otras muy raras o por qué algunas especies se convierten en invasoras cuando se introducen en nuevos continentes a lo que no están adaptados.

Formación

Beca Erasmus. Université de Pau et de Pays de l’Adour (Francia). 2004
Licenciado en Ciencias Ambientales. Universidad de Alcalá. 2004
Doctorado en Cambio Global y Desarrollo Sostenible. 2009
Estancia posdoctoral. University of California 2010-2013
Desde 2014 Investigador Postdoctoral IRNAS-CSIC

1 día en la vida de un científico

Lo bueno que tiene ser científico es que todos los días son diferentes. Pero si tuviera que describir un día normal sería asi. Me levanto por la mañana temprano y desayuno mientras leo. Espero que mi hija se levante para llevarla a la guardería. Después me cruzo Sevilla en bici para ir al trabajo. Si ese día tengo que realizar muestreo de campo, salimos con el coche a Doñana o a Alcornocales para medir características de las plantas y del suelo donde viven y cuando el atardecer no permite trabajar más vuelvo a casa. Si ese día estoy en la oficina, dedico el tiempo hasta la hora de comer al trabajo que necesito más concentración como hacer análisis en el ordenador o escribir artítculo ciéntificos.
Después de comer, me dedico a temas de gestión de viajes, congresos, divulgación y reuniones con estudiantes y otros investigadores. Salgo del trabajo a las 5pm y disfruto de mi vida familiar. Algunos días empleamos la tarde para que el caos no se apodere de casa, es decir toca hacer recados, la compra, o labores en casa. Otros días son más libres y vamos al parque a jugar, o tomar un helado o un té o ambas cosas. Incluso, algunos días queda tiempo para ir a clases de alfarería o jugar un partido de baloncesto. De ahí a la cama. La vida del científico es intensa.

Aficiones

Me encanta jugar al baloncesto y montar en bicicleta de montaña.
También disfruto mucho observando aves en la naturaleza y siendo alfarero.

Centro o departamento

Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNAS-CSIC).

Línea de investigación en la que trabaja actualmente

- Comprender mantenimiento de la diversidad de especies.
- Describir el funcionamiento de los ecosistemas.
- Estudiar las causas del éxito de las especies exóticas.
- Describir procesos naturales usando las matemáticas.