Estefanía Rodríguez Navarro

Protección de cultivos hortícolas en invernadero

Nombre de la mesa: La guerra de los mundos: enemigos naturales vs plagas

Temas sobre los que conversar

Desde el comienzo de la agricultura bajo plástico en Almería, las plagas y las enfermedades que afectan a las especies hortícolas han supuesto un obstáculo para el agricultor, causando daños en hojas, tallos y frutos y por tanto afectando a la rentabilidad de los cultivos.

Las especies hortícolas que más se cultivan en nuestra zona son calabacín, berenjena, pimiento, pepino, tomate, melón y sandía. Esta reducida diversidad de cultivos y la alta concentración de explotaciones han contribuido a aumentar la presión de plagas que indistintamente son capaces de atacar a unos cultivos y a otros. Para combatirlas, tradicionalmente se han utilizado productos químicos, conocidos comúnmente como plaguicidas o pesticidas.

Hoy día, los consumidores demandan frutas y verduras de mayor calidad, es decir, que se produzcan respetando el medioambiente, minimizando la presencia de residuos tóxicos y por tanto que sean más saludables y seguras para la alimentación.

Una técnica, que ya lleva algunos años implantada en los cultivos hortícolas de invernadero es el Control Biológico, que consiste en la utilización de enemigos naturales para el control de las plagas, como alternativa al uso de productos químicos. Los enemigos naturales son insectos o ácaros que se introducen en los cultivos y se alimentan de las plagas hasta eliminarlas.

El Centro IFAPA de La Mojonera lleva muchos años trabajando en el desarrollo de las técnicas de Control Biológico, contribuyendo a su implantación en el sector de la horticultura mediante actividades tanto de investigación y experimentación, como formativas y de divulgación.

Formación

Estudié C,C. Biológicas, especialidad de Zoología en la Universidad de Granada. Me gusta muchísimo la biología pero rápidamente me interesaron los insectos y la investigación, lo que me condujo al control de plagas en los sistemas agrícolas. Hice mi tesis doctoral en la Estación Experimental del Zaidín (CSIC-Granada) y mi etapa postdoctoral la he realizado en Almería, donde he trabajado en I+D en empresa privada, hasta llegar al IFAPA de La Mojonera, donde actualmente, trabajo con un equipo estupendo donde asumimos nuevos retos para mejorar la sostenibilidad en el control de plagas en la horticultura protegida de Almería.

1 día en la vida de un científico

Mis tareas diarias dependen mucho de la estación del año en la que nos encontremos. Hay periodos de mucha actividad de campo, que suelen coincidir con la primavera cuando los insectos están mas activos. Hay también periodos muy intensos de laboratorio, donde analizamos muestras entomológicas o realizamos ensayos de condiciones controladas. Finalmente, siempre hay periodos de ordenador, donde analizamos los datos obtenidos y elaboramos los artículos científicos para dar a conocer nuestros avances al resto de la comunidad científica y la sociedad. Por lo tanto, siempre estamos leyendo los artículos publicados por científicos de todo el mundo para estar actualizados.

Aficiones

Me gusta especialmente el senderismo y cualquier actividad que implique estar en contacto con la naturaleza. Además, salir a tapear con la familia y los amigos es una actividad que siempre es bienvenida.

Centro o departamento

Área de Protección Vegetal Sostenible. Centro IFAPA LA MOJONERA (ALMERÍA).

Línea de investigación en la que trabaja actualmente

El objetivo general de mi investigación es contribuir a la protección de los cultivos a través del desarrollo sostenible de los sistemas agrícolas. Para conseguir este objetivo he desarrollado dos líneas de investigación: el Manejo Integrado de Plagas (MIP) y actualmente, estoy investigando cómo la biodiversidad puede contribuir a mejorar la sostenibilidad de la horticultura intensiva.