Javier Cabello Piñar

Botánica

Nombre de la mesa: ¿Cómo y porqué debemos seguir conservando la biodiversidad?

Temas sobre los que conversar

La comunidad científica reconoce que nos encontramos ante la sexta gran extinción de la biodiversidad. Ello responde al hecho de que la tasa actual de pérdida de especies es similar a la de otros 5 eventos de extinción anteriores claves en la historia de nuestro planeta. La diferencia con esos otros eventos, es que la causa de pérdida de especies es el impacto de las actividades humanas. Para responder a esta situación, desde comienzos del siglo XX, creció un movimiento en defensa de la naturaleza, que finalmente dio lugar al nacimiento de la disciplina científica que conocemos como Biología de la Conservación. A lo largo de la corta historia de esta disciplina, las perspectivas de cómo conservar la biodiversidad han ido cambiando desde los que piensan que lo importante es proteger a las especies en ecosistemas con alto grado de naturalización, hasta los que reconocen que es necesario desarrollar políticas de conservación que tengan en cuenta la pluralidad de valores que las personas otorgan a la biodiversidad. En este contexto, surgió el concepto de servicios de los ecosistemas, para referirse al valor utilitario de las especies como argumento de conservación. A pesar de las críticas recibidas por apartarse de una valoración ética de las especies, en la práctica está siendo muy útil para analizar los vínculos entre las personas y la naturaleza. Los paisajes mediterráneos, con una presencia humana milenaria, representa un escenario ideal para desarrollar evaluaciones que integren la pluralidad de valores que la sociedad tiene hacia la biodiversidad. A lo largo de la charla debatiremos sobre esta cuestión, y comentaremos ejemplos vinculados a las investigaciones de nuestro grupo de investigación.

Formación

Cursé secundaria y bachillerato en el Instituto Padre Suárez de Granada. En este centro tuve la oportunidad de cultivar mi curiosidad por la naturaleza. Una cosa interesante en este sentido que me ocurrió, fue que recibíamos las clases de ciencias naturales en un laboratorio lleno de muestras biológicas de gran valor. Para nosotros era muy familiar estar sentado en el aula junto a un tigre de bengala o un oso disecados, muestras vegetales prensadas, o una colección de minerales. Posteriormente supe, que esa colección la inició un profesor a finales del siglo XIX, y correspondían a su actividad como uno de los primeros naturalistas que introdujeron en España la teoría de la selección de las especies de Darwin. En la actualidad, esas muestras y otras más que estaban guardadas en un almacén, forman parte de uno de los museos de Ciencias Naturales más valiosos que existen en Andalucía.
Posteriormente, estudié Biología en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada, especializándome en Botánica. Una vez culminé los estudios, y tras ejercer como profesor de instituto 5 años, pasé a ser profesor de la Universidad de Almería, donde me doctoré. En este universidad vengo dando clases en la titulación de Ciencias Ambientales desde hace más de 20 años.

1 día en la vida de un científico

A primera hora de la mañana trato de echar casi unas dos horas haciendo las activiades que mas concentración requieren, esto es, escribir y revisar manuscritos o preparar las clases. Después consulto redes sociales y el correo electrónico para estar al día en los conocimientos, y atender a la multitud de actividades que hacemos. En particular, suelo emplear un buen rato en ver noticias sobre problemas ambientales, y revisar las noticias de ciencia en facebook, twitter y el correo electrónico. Luego paso gran parte del día atendiendo a responsabilidades y obligaciones burocráticas, esto es lo que menos me gusta, y lo que me consume más tiempo. Una vez en semana tenemos una reunión del grupo de investigación, y cada día dedico un tiempo a revisar las tareas de los estudiantes de investigación, o a impartir clases.

Aficiones

Lo que más me gusta hacer en mi tiempo libre es andar por la montaña, viajar y estar con los amigos.

Centro o departamento

Departamento de Biología y Geoología.
Centro Andaluz para la Evaluación y Seguimiento del Cambio Global (CAESCG).
Universidad de Almería

Línea de investigación en la que trabaja actualmente

Mi línea de investigación se centra en la evaluación de los procesos que ocurren en los ecosistemas, y de cómo estos procesos contribuyen al bienestar de las personas. Para investigar en esta área me apoyo en el uso de información derivada de satélites y en la toma de datos de campo. Además, trato de mejorar los mecanismos de transferencia de conocimiento desde la ciencia hacia la gestión, para facilitar que los gestores ambientales usen siempre el conocimiento científico más actual.