Manuel Berenguel Soria

Ingeniería de Sistemas y Automática.

Nombre de la mesa: La era de la Automática, la ingeniería “oculta”

Temas sobre los que conversar

Probablemente, pocos estudiantes de Secundaria y Bachillerato conozcan lo que es la automática o el control automático. Sin embargo, sí estarán más familiarizados con términos como “robótica” o “inteligencia artificial”, debido a la visibilidad que se les ha dado en los últimos años, e incluso con los ámbitos tradicionales de la ingeniería como son la ingeniería mecánica, eléctrica, química, aeronáutica, etc.

Pues bien, la robótica es una parte de la automática donde está implícito el movimiento o desplazamiento, la inteligencia artificial tiene su base en los principios de la automática y en todas las ingenierías tradicionales se aplica, de una manera u otra, el control automático. En este café con Ciencia se tratará de aclarar en qué consiste la automática (o control automático).

De la automática se ha dicho, con gran propiedad, que es una ingeniería “oculta” y una rama transversal de la ingeniería, porque se encarga de hacer que los procesos y las máquinas que conforman el mundo artificial en el vivimos, “funcionen solas”, independientemente de la tecnología con que se hayan construido (ver los textos del Académico y erudito Prof. Javier Aracil). Mediante el control automático se consigue transformar comportamientos tomando como base el principio de realimentación, que, de forma coloquial, consiste en tomar decisiones basadas en la observación de la evolución de la magnitud que se quiera controlar, implementándose en lo que se conoce como “sistema de control”, que incorpora sensores, actuadores y controladores.

En la charla se comentarán ejemplos de aplicación de la automática en sectores industriales importantes en la provincia, como son la agricultura, energía solar, piedra natural y artificial, etc.

Formación

Cursé la EGB en el C.P. Romualdo de Toledo (Lope de Vega), en Ciudad Jardín, continuando en el Instituto Nicolás Salmerón los estudios de Bachillerato y COU. Decidí estudiar Ciencias y escoger las asignaturas orientadas a estudios de Ingeniería (Dibujo Técnico, Física, …) Al finalizar los estudios, la dirección del centro me concedió, junto a otras compañeras, una medalla por mi rendimiento académico. Ya tenía claro que quería realizar los estudios de Ingeniería Industrial en Sevilla, pues a través de mi padre (que trabajaba en la CIA Sevillana de Electricidad) había tenido referencias sobre los contenidos de esa carrera. El primer año fue duro, tanto por la dificultad de la carrera como por la experiencia de vivir fuera de casa. En cualquier caso, aprendí mucho de mis nuevos amigos, disfruté de Sevilla y de su ambiente diurno y nocturno y me hice bético, al estar mi casa muy cerca del estadio Benito Villamarín.

En tercer curso de carrera (la duración de la misma eran 6 años) mis dos mejores amigos me avisaron de una oferta de beca en el departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática, para realizar un programa de simulación de oleoductos. Me presenté a la entrevista y quién posteriormente fue mi “jefe”, director de tesis y referencia en la vida, el profesor Eduardo Fernández Camacho, reconoció mi acento almeriense y me ofreció la posibilidad de tener otra beca y trabajar en el ámbito del control automático de plantas solares, realizando ensayos los veranos en la Plataforma Solar de Almería. Para mí fue un punto de inflexión. Yo no sabía ni lo que era la automática (puesto que las asignaturas de esa especialidad se impartían a partir de cuarto curso), pero el reto de tener una beca y poder trabajar los veranos en Almería era inmejorable (aunque cuando descubrí que me tenía que levantar a la 5:30 de la mañana …)

Finalicé la carrera siendo el número 2 de mi promoción y continué trabajando como profesor asociado, mientras finalizaba mi tesis doctoral sobre el control de plantas solares. Obtuve la plaza de profesor titular de universidad en 1997 en la Universidad de Sevilla, donde también fui Premio Extraordinario de Doctorado. En 1998 me trasladé a la Universidad de Almería, al actual Departamento de Informática, debido fundamentalmente a que mi novia y actual mujer vivía aquí y al reto de iniciar algo nuevo junto al profesor Francisco Rodríguez Díaz. Aquí creamos el grupo de investigación “Automática, Robótica y Mecatrónica” y disfrutamos día a día de nuestro trabajo.

1 día en la vida de un científico

El día a día es variado, porque tenemos que realizar tareas de docencia (incluyendo tutorización de alumnos), investigación (gestión de proyectos de investigación, ensayos en instalaciones, escribir artículos, …) y gestión. Generalmente al cabo del día se hace de todo. El problema que tenemos los investigadores a los que nos gusta lo que hacemos es que nos llevamos el trabajo a casa y se hace difícil compatibilizar con la familia y otras tareas, pero al final se consigue.

La docencia es muy gratificante y una responsabilidad muy grande, porque estamos formando a las nuevas generaciones de ingenieros e ingenieras. Quizás la parte más atractiva sea la de investigación, pues permite “inventar” nuevos algoritmos y sistemas que hagan la vida más fácil, así como viajar y conocer investigadores de otros países que se dedican a temas similares.

Aficiones

Me gusta la pesca y los deportes en general (aunque practico poco), pero mi principal afición es ver los entrenamientos y los partidos de baloncesto de mis dos hijas. Me gustan incluso más que los partidos del Betis…

Centro o departamento

Departamento de Informática, área de Ingeniería de Sistemas y Automática, Escuela Superior de Ingeniería. Soy miembro del Centro Mixto CIESOL de Energía Solar entre la Universidad de Almería y el CIEMAT-Plataforma Solar de Almería y dirijo el grupo de investigación “Automática, Robótica y Mecatrónica” de la UAL.

Línea de investigación en la que trabaja actualmente

Trabajo en el desarrollo de sistemas de control automático que permiten aprovechar la energía solar de forma óptima para muchos fines: desalación de agua de mar, producción de electricidad, cultivos bajo invernadero, producción de microalgas que pueden tener utilidad como suplementos alimenticios, biocombustibles, …