Inés Romero Herrera

Inés Romero Herrera

Universidad de Sevilla

Formación

Soy una chica sevillana de 27 años. Estudié en el colegio Religiosas Calasancias y luego hice el bachillerato en Highlands School (Sevilla). Posteriormente, me decidí a estudiar Farmacia en la Universidad de Sevilla, siguiendo la vocación que siempre tuve al observar y admirar a mi padre y abuela, ambos boticarios. La carrera me fascinó, no me costaba prácticamente estudiar de lo que me gustaba (a excepción de ciertas asignaturas como la física, claro). En cuarto de carrera me fui de Erasmus a Praga (República Checa), experiencia que recomiendo a todo el mundo por cómo te cambia la vida en todos los aspectos. Al acabar la carrera, tenía un problema, y es que Farmacia tiene tantas salidas que no sabía por dónde tirar, porque todo me atraía. Finalmente me decidí por irme a Madrid e iniciar un máster para trabajar en la industria farmacéutica, el Máster en Investigación Clínica y Medicina Farmacéutica (Universidad Europea), el cual me permitió acceder al departamento médico de Janssen (sí, la empresa de la vacuna del COVID, que pertenece al gigante Johnson&Johnson). Esos dos años en total que estuve en Madrid fueron increíbles, pero me sentía que quería especializarme más en algo, convertirme en una experta en ciencia, y qué mejor manera que iniciar un doctorado. Así que me volví a Sevilla e inicié el Programa de Doctorado en Biología Molecular, Biomedicina en Investigación Clínica (Universidad de Sevilla). Elegí el departamento de Fisiología de la Facultad de Farmacia para desarrollar mi actividad y tras mucho esfuerzo y papeleo conseguí un contrato predoctoral de personal investigador y docente en formación de la Junta de Andalucía.

Un día en la vida de un científico

En el día a día de un científico nunca hay dos días iguales, y menos trabajando en la Universidad. Cada día, Inés y Carmen llegan al laboratorio, se ponen su bata, y comienzan a trabajar. Nosotras trabajamos con ratas macho adolescentes de la raza Wistar (blanquitas y muy bonitas). Las tratamos con alcohol durante 3 semanas y en ese tiempo tenemos que estar diariamente con ellas, cambiándoles la comida y observando los cambios de peso, alimentación o comportamiento. Finalmente, las sacrificamos y obtenemos muestras de los distintos órganos para realizar los experimentos.También estamos iniciándonos en el mundo de la docencia, con lo cual, dedicamos parte del tiempo a la preparación de las clases y al estudio. Una parte muy importante del trabajo de un científico es divulgar su trabajo tanto a sus compañeros de profesión, como al resto de la sociedad, para lo cual asistimos a congresos, seminarios o charlas como este café, y así dar a conocer nuestros resultados. Y por último, ya que somos doctorandas y ante todo estamos aprendiendo, estamos en continua formación y asisitimos a todos los cursos, seminarios o ponencias que encontramos interesantes. Cada día es totalmente imprevisible, pero eso nos gusta.

Aficiones

Me encanta hacer deporte y sobretodo el pádel es mi gran afición. Juego por lo menos cuatro veces en semana y pertezco a un equipo con el que compito en una liga. También dos tardes en semana voy al parque con mis amigas y hacemos todas juntas ejercicio. Pienso que es muy importante en la vida de un investigador, en la que se pasan muchas horas en el laboratorio, tener una vida activa, ya que como dicen ‘’mens sana in corpore sano’’, es decir, que para tener una mente sana el cuerpo también debe estarlo. Después de tanto deporte, me gusta mucho salir a tomar algo con mis amigas, familia o pareja, y descubrir locales nuevos que me sorprendan. Viajar es otra de mis pasiones y estoy siempre buscando nuevos lugares que visitar, sobretodo desde que me fui de Erasmus a Praga. En general, me considero una persona activa, sociable y curiosa, a la que le encanta probar nuevas experiencias.

Centro o departamento

Departamento de Fisiología, Facultad d Farmacia, Universidad de Sevilla

Línea de investigación en la que trabaja actualmente

Nuestro grupo de investigación se encarga de analizar los efectos que tiene el alcohol en los distintos órganos de nuestro cuerpo, una sustancia que mayormente oxida nuestro organismo. Trabajamos específicamente con el consumo agudo de alcohol, el botellón o binge drinking en adolescentes. Además, estudiamos distintos antioxidantes que creemos y estamos descubriendo que tienen efectos muy positivos a la hora de contraatacar los numerosos efectos negativos del alcohol. Carmen actualmente trabaja con el ácido fólico a nivel cardiometabólico e Inés trabaja con el selenio en el tejido adiposo y el músculo esquelético. Todo este estudio es muy importante para prevenir enfermedades que podrían aparecer en la edad adulta a consecuencia del alcoholismo, entre otros factores, como por ejemplo la diabetes o la obesidad. Nuestro grupo quiere crear conciencia de lo peligroso que es ingerir alcohol en grandes cantidades en la adolescencia, una época de continuos cambios metabólicos y de crecimiento, e intentar prevenir su mal uso en eventos como el botellón.

404 Not Found

404 Not Found


nginx/1.18.0