Isabel López Calderón

Isabel López Calderón

Universidad de Sevilla

Formación

Nací en Sevilla y estudié y me formé en mi ciudad, primero en el Colegio Alemán, uno de los pocos mixtos y que enseñaban idiomas de aquellos tiempos, y después, en el Instituto público Murillo de Sevilla. A pesar de tener padre y madre médicos, mi vocación siempre ha sido la Biología y la estudié en la Universidad de Sevilla. Cuando me licencié, el Profesor Enrique Cerdá, catedrático de Genética, me dio la oportunidad de hacer la tesis doctoral con él trabajando en genética de levaduras, los organismos responsables de la fabricación del vino, la cerveza, el pan, etc.. Me dieron Premio Extraordinario… y el consejo de “aquí ya has aprendido bastante, ahora vete al extranjero para seguir formándote” y con una beca, me fui a la Universidad de California en Berkeley (EE.UU.). Después de un par de años, tuve la suerte de poder volver a la Universidad de Sevilla y hacer carrera en ella (actualmente soy catedrática de Genética jubilada), con esporádicas salidas a distintas universidades.

Durante más de 40 años de ejercicio, he compatibilizado la docencia, con la investigación científica en microorganismos (he dirigido 8 tesis doctorales, participado en 28 proyectos de investigación y publicado numerosos artículos científicos), y por supuesto, la vida familiar.

Adicionalmente, he tenido responsabilidades administrativas como vicedecana de la Facultad de Biología, directora del Departamento de Genética y miembro del Consejo de Gobierno de la Universidad de Sevilla.

He sido miembro electo de la Junta de la Facultad de Biología y del Claustro de la Universidad de Sevilla durante más de 30 años. Mi labor docente que me apasiona, se ha centrado especialmente en la Genética molecular y también en la genética general, la ética y el comportamiento responsable de los científicos.

Me parece fundamental que los científicos expliquemos al público en general qué hacemos, cómo y por qué lo hacemos, de modo que dedico mucho esfuerzo a la divulgación científica en todo tipo de foros: desde un bar, a una sala de una institución educativa. En mi faceta solidaria y como voluntaria, soy en la actualidad vocal del Comité de Andalucía de UNICEF.

Un día en la vida de un científico

Comencé mi labor científica en 1975 y he pasado por muchas etapas en las que he tenido que compaginar investigación, docencia, gestión, familia y ocio. Naturalmente, en cada una de ellas el día ha día ha variado mucho, aunque mi sensación siempre ha sido que nunca cerraba “el quiosco”, que nunca se me iba el trabajo de la cabeza. La Ciencia es apasionante pero puede ser muy absorbente.

Mis primeras vacaciones desde que empecé la tesis doctoral en 1975 fueron una semana de 1979, cuando me casé por primera vez, por cierto con otro científico. En mi época más activa, casi no había horas suficientes en el día para experimentar o estudiar.

Con mi segundo marido he tenido una hija que ahora tiene 30 años y desde luego reconozco que sin la contribución de mi marido Ignacio en su crianza, yo no hubiera podido desarrollar mi trabajo con la intensidad y la dedicación que es imprescindible para lograr buenos resultados.

Ahora mi vida es mas pausada porque llevo jubilada dos años, pero sigo muy activa en la impartición de charlas y clases a los colectivos que me lo solicitan. Debo decir que soy una enamorada de la Ciencia y la Genética en particular de modo que sigo empezando a trabajar temprano en casa, y casi siempre sigo estudiando por la tarde. Veo muy poco la televisión, leo mucho y el ordenador es mi gran aliado aunque eso hoy en día no tenga gran mérito.

Aficiones

Leer: ficción, pensamiento, historia, genética… Asistir a conferencias en las que aprenda algo, casi de cualquier tema. Vivir mi ciudad, Sevilla, en muchos aspectos para comprenderla y enriquecerme lo que no quiere decir que no haya viajado y lo he hecho toda mi vida. También me preocupa la percepción de la Ciencia que tiene la población general y dedico el tiempo que puedo a labores de divulgación científica Sobre todo, me gusta hablar con mis amigos o con personas de las que puedo aprender. Siempre he hecho deporte y ahora, cuando puedo, voy a nadar. Reconozco que andar por andar, no me gusta, aunque sea muy sano. Desde que tengo un gato, me gustan los gatos.

Centro o departamento

Antes en el Departamento de Genética, Facultad de Biología, Universidad de Sevilla.

Ahora, en mi casa o en el Aula de la Experiencia de la Universidad de Sevilla.

Línea de investigación en la que trabaja actualmente

Toda mi carrera científica ha estado dedicada a las levaduras (salvo un breve “flirteo” con un hongo filamentoso) que son organismos de interés en Ciencia básica y en Ciencia aplicada (participan en la elaboración del pan, el vino, la cerveza… ).

Mediante técnicas genéticas convencionales y de ingeniería genética, hemos obtenido cepas capaces de acumular compuestos, concretamente aminoácidos, que pueden ser útiles para la alimentación humana o de animales. También he trabajado en la caracterización de levaduras vínicas para optimizar el proceso de convertir el mosto de uva en vino.

buy metformin metformin online