Natalia López Sánchez

Natalia López Sánchez

Universidad de Cádiz

Formación

En el instituto tuve una profesora de Historia que provocó mi entusiasmo por esa asignatura. Además, el mundo antiguo siempre ha sido mí preferido, sobretodo la cultura fenicia debido a nuestros orígenes. Tras Bachiller, me matriculé en el Grado de Historia en la Universidad de Cádiz y así comenzó mi interés por la arqueología terrestre y subacuática. Actualmente, debido a la oportunidad de especializarme con el máster y gracias al actual contrato que me ha permitido seguir aprendiendo en la misma Universidad, así como colaboración en el extranjero. Graduada en Historia en junio de 2015 por la Universidad de Cádiz con el trabajo final de grado titulado “La necrópolis fenicia de Cádiz del siglo VI a. C.”, bajo la tutoría de la Doctora Ana María Niveau de Villedary y Mariñas.  Durante los años de Grado, he participado en excavaciones internacionales como la organizada por el Dr. Patrizio Pensabene de la Universidad de La Sapienza (Roma), en la Villa romana del Casale en Piaza Armerina (Sicilia), así como con grupos y empresas arqueológicas de la ciudad de Cádiz en intervenciones locales. De igual modo, mi aprendizaje en la ciencia arqueológica siguió aumentando durante el año de colaboración en el laboratorio de la Facultad de Filosofía y Letras junto con la profesora Ana María Niveau. Asimismo, mi inclinación hacia la arqueología subacuática se proyectó tras varios cursos de formación al respecto (con temáticas muy variadas, desde la utilización de técnicas arqueológicas y documentales bajo agua a el estudio de arqueología náutica e historia marítima) y a partir de mi participación como arqueóloga en 2016 en el Proyecto “El contexto arqueológico subacuático de La Caleta y su entorno (Cádiz): puertos y pecios vertebradores de una ciudad y un territorio”, dirigido por el Dr. Xavier Nieto. Con posterioridad, mi formación siguió aumentando con la realización del Máster en Arqueología Náutica y Subacuática de la Universidad de Cádiz. Máster muy selecto en cuanto a sus integrantes, debido al número de plaza muy reducido (30), la alta ponderacion exijida y su demanda internacional, puesto que se trata de uno de los pocos estudios postgraduales con título oficial para la material. Finalicé este Máster con el estudio titulado “El santuario costero de Astarté en Gadir”, cuyos resultados han sido difundidos en diferentes congresos. Tras varias campañas de excavación en 2017, tanto terrestres (Yacimiento de Pani Loriga-Cerdeña y yacimiento La Draga-Bañolas) como subacuáticas (Yacimiento lagunal de La Draga-Bañolas y Pecio Arapal-Sancti Petri), en diciembre de este mismo se llevó a cabo mi contratación en la Universidad de Cádiz, asociada al grupo de investigación HUM-509 “Phoenix Mediterranea:” en calidad de PDI, a través de las plazas ofertadas por la Platafoma del Sistema de Garantía Juvenil. Actualmente, formo parte de diferentes proyectos como el titulado “Estudio Paleogenético de la población de origen fenicio de Gadir-Gades (Cádiz, España)”, un estudio internacional en el que participan además de la Profª Dra. Ana María Niveau el Prof. Dr. Pierre A. Zalloua de la Universidad Americana del Líbano y la Profª Dra. Elizabeth Anne Matisoo-Smith de la Universidad de Otago (Nueva Zelanda) o bien el estudio llamado “Análisis de materials y estudio antropológico de restos óseos procedentes de las intervenciones llevadas a cabo en el solar de San Severiano Nº 10 (Antigua casa cuartel de la Guarda Civil) y viales periféricos en Cádz durante los años 2010-2017”. He participado en campañas arqueológicas en el Museo de Sant’ Antioco (Cerdeña), en el yacimiento de Mozzia (Sicilia), Ampurias, Menorca y Malta (pecio de Xlendi), así como la presentación de pósteres y ponencias en congresos internacionales.

Un día en la vida de un científico

La vida de un arqueólogo es dura. Desechad de vuestra mente de inmediato la imagen romántica y las falsas imágenes que nos han transmitido la literatura y el cine, nadie ha infringido más mal a la Arqueología que Indiana Jones (aunque nos haya hecho disfrutar con sus aventuras). El arqueólogo NO busca tesoros (y muy pocas veces los encuentra), el objetivo del arqueólogo es RECONSTRUIR nuestro Pasado con las fuentes que tiene a su alcance. Si los historiadores de épocas más recientes se basan fundamentalmente en las fuentes escritas, en los documentos que se custodian en los archivos, los arqueólogos nos tenemos que limitar a los restos materiales, que son muy abundantes, pero que hay que saber leer, pues no sólo los objetos nos aportan información sobre el pasado también los contextos en los que se encuentran estos objetos. Por eso la formación y el trabajo de los arqueólogos son complejos, hay que estar familiarizados con la metodología de excavación, del registro de los hallazgos, de los materiales característicos de cada cultura, etc. Y la reconstrucción de todo este proceso también es largo. Las excavaciones se planean con antelación, no se excava en un lugar cualquiera intentanto “descubrir” algo, se excava donde realmente sabemos que hay restos antiguos, puede ser una ciudad, una necrópolis, un templo o por que no, un basurero, uno de los contextos que más información nos ofrecen. Para llegar a los niveles con restos arqueológicos hay que quitar mucha tierra, traducido a un lenguaje más comprensible: detrás del pincel hay mucho pico y pala. Y además el trabajo no termina cuando acaba la excavación, es más, casi se podría decir que es entonces cuando empieza. Por eso es tan importante la recogida de datos en el campo. No solamente recuperamos los objetos, hay que tomar muestras de tierras y sedimentos, diferenciar las diferentes capas que hemos ido retirando, dibujar las estructuras y los hallazgos, tomar medidas de referencia, etc. Todo ello con vistas a poder reconstruir luego en el laboratorio el contexto original que, esto es importante, ya no existe, puesto que cuando excavamos destruimos y trasladamos de su lugar original el registro. En el laboratorio se estudian los materiales recuperados y se analizan los restos recogidos con el objetivo de reconstruir los modos de vida de las sociedades que los generaron: el medio ambiente en el que vivieron (con restos de polen por ejemplo), lo que comían (análisis arqueozoológicos y arqueobotánicos), etc.

Aficiones

Pese a todo ello, los arqueólogos, o, al menos, gran parte de ellos, somos gente normal. Cuando no estamos excavando o encerrados en el laboratorio llevamos una vida lo más corriente posible, nos gusta leer, ir al cine, a la playa, de excursión… eso sí, tenemos la manía de andar siempre mirando al suelo…

 

Centro o departamento

Departamento de Historia, Geografía y Filosofía. Facultad de Filosofía y Letras. Universidad de Cádiz

LABAP (Laboratorio de Arqueología y Prehistoria de la UCA)    

Línea de investigación en la que trabaja actualmente

Protohistoria de Andalucía Occidental.

Reconstrucción de los modos de vida de la Cádiz fenicio-púnica: alimentación, vida cotidiana, mujer

Arqueología subacuática

Paisaje Marítimo Cultural fenicio-púnico

Mundo funerario y ritual. La necrópolis y sus ritos. Entre ellos el análisis de los restos óseos de los sarcófagos antropomorfos sidonios del Museo de Cádiz

Cultura material púnica. Estudio de la cerámica

Historia de la Investigación y revisión historiográfica crítica

404 Not Found

404 Not Found


nginx/1.18.0