Fernando González Fermoso

Ingeniería Ambiental

Nombre de la mesa: Transformar las aguas residuales de un problema maloliente a un recurso útil para la sociedad

Temas sobre los que conversar

Las aguas residuales son aquellas aguas que se generan como consecuencia de las distintas actividades humanas y que, debido a ellas, presentan una carga de contaminación que debe tratarse para evitar el deterioro del medio ambiente. Cuando hablamos de aguas residuales solemos pensar en las aguas que generamos en casa al tirar de la cisterna o en el fregadero, aunque debemos tener en cuenta que en la mayor parte de las industrias también se generan aguas residuales con contaminantes muy variados.

La importancia de eliminar estos contaminantes es muy alta, ya que si no los eliminásemos el agua de nuestros ríos y mares terminaría siendo una cloaca gigantesca y, posiblemente, sería mejor dejar de comerse los peces que vivirían en nuestros desperdicios. Hasta ahora, en nuestras ciudades se han creado grandes plantas de tratamiento de aguas que funcionan muy bien y son capaces de eliminar estos contaminantes, pero con un alto consumo de dinero y energía.

La filosofía en la que se enmarca nuestra actividad científica consiste en cambiar el concepto de residuo a recurso. Nuestra investigación se centra en buscar formas de aprovechar las aguas residuales, u otros tipos de residuos, para obtener compuestos de interés para la industria o incluso energía. Para ello se estudian distintos tipos de procesos en los que separamos y concentramos compuestos como antioxidantes, anticancerígenos, azúcares, etc. de los residuos. Además, para compensar el gasto energético de todos los procesos, siempre intentamos aplicar procesos de digestión anaerobia, donde el metabolismo de las bacterias anaerobias transforma los residuos y contaminantes en biogás, que es un gas combustible de origen renovable.

Formación

Yo soy de Coruña, donde fui al colegio y al instituto. No obstante para hacer la carrera me fui hasta Huelva, donde estudié Ingeniería Química. Tras esto, estuve en la Universidad de Santiago de Compostela haciendo el DEA, que es un paso previo al doctorado. Pero mi doctorado lo hice bastante lejos, en Wageningen UR, en Holanda. También pude hacer un post-doc entre Wageningen y Utrech.

1 día en la vida de un científico

Casi todos los días lo primero es una reunión (con su café de máquina) para organizar las tareas y el trabajo del día, sobretodo si hay algo urgente o extraordinario. Además, nuestra forma de trabajo es muy abierta, intentamos que todos en el Departamento estén involucrados en los proyectos y cualquier idea es bien recibida, de manera que aprovechamos las fortalezas de cada uno de los componentes del equipo.

Mi día a día se centra más en la gestión de los proyectos, el análisis de resultados, redacción de informes, dirección de estudiantes, etc. Además, el aspecto internacional es muy importante y raro es el día en que no tengo alguna reunión online con gente de cualquier parte del mundo para colaborar en distintos proyectos o en la tutorización de estudiantes.

Aficiones

Soy un auténtico hincha del Deportivo de la Coruña y también me gusta mucho salir con la bicicleta. Aparte, soy un gran seguidor de series de televisión. También me gusta mucho viajar y raro es el año que no visito algún rincón del planeta.

Centro o departamento

Trabajo en el Grupo de Aprovechamiento de Subproductos y Tratamiento de Residuos, del Departamento de Biotecnología de Alimentos del Insitituto de la Grasa (perteneciente al C.S.I.C.)

Línea de investigación en la que trabaja actualmente

Lo cierto es que mi vocación científica y mi inquietud me ha llevado a tener abiertas una gran cantidad de líneas de investigación y proyectos muy interesantes. El principal es optimizar el tratamiento del alperujo, que es el residuo que se genera en la obtención del aceite. Para ello, estamos sometiendo al alperujo a tratamientos a distintas temperaturas y presiones (desde tratamientos suaves, a no más de 65ºC hasta temperaturas de más de 200ºC y descrompresiones instantáneas capaces de romper las estructuras del residuo). Con ello conseguimos separar una fase sólida y una líquida. En esta última además hemos provocado la concentración de unos compuestos antioxidantes que se utilizan en muchos procesos industriales conocidos como fenoles. Para que todo sea ambientalmente sostenible, estamos investigando la obtención de energía de los restos que quedan tras la obtención de los fenoles mediante bacterias anaerobias.

Aparte, participo en un proyecto europeo sobre el efecto de metales pesados en tecnologías anaerobias, otros proyectos sobre el aprovechamiento de residuos mediante el cultivo de microalgas, o la obtención de energía eléctrica a partir de bacterias.