Miguel Ángel Delgado Canto

Ingeniería Química.

Nombre de la mesa: Cronología de los lubricantes: desde el agua hasta los "smart lubricants

Temas sobre los que conversar

La lubricación es una práctica conocida durante miles de años, desde los primeros días de la civilización humana. De hecho, las civilizaciones de egipcios y asirios ya utilizaban los lubricantes para facilitar el traslado de estatuas, piedras, etc.

Un lubricante se define como una sustancia que se introduce entre dos superficies sólidas con movimiento relativo para disminuir principalmente la fricción y el desgaste. Las cualidades de un lubricante dependen de varias propiedades fisicoquímicas, tales como la viscosidad, comportamiento de flujo, lubricidad, estabilidad termo-oxidativa, estabilidad hidrolítica y solvencia de aditivo.

Un lubricante puede ser una sustancia gaseosa, líquida, viscoelástica o sólido. Los principales lubricantes que se pueden encontrar en el mercado son los aceites y grasas lubricantes. Tradicionalmente los lubricantes han tenido dos orígenes: mineral (obtenido directamente del refino del petróleo) o sintético (obtenidos por síntesis química). Sin embargo, la actual conciencia social a favor de la protección medioambiental ha provocado en las últimas dos décadas una intensificación en los trabajos de I+D para la búsqueda de bases lubricantes basadas en aceites vegetales.

En esta mesa se analizará la evolución tecnológica de los lubricantes, desde sus inicios, con el agua como lubricante, hasta el empleo de sistema nanoparticulados en la formulación de lubricantes inteligentes o “smart lubricants” capaces de acondicionar su viscosidad con la aplicación de un campo eléctrico o magnético.

Formación

Estudié en el Instituto de Bachillerato de la Orden (Huelva). En 1994 comencé a estudiar Ingeniería Química, en concreto en la primera promoción de esta titulación en la Universidad de Huelva. De 132 estudiantes que iniciamos los estudios este año terminamos en el año 1999 cinco estudiantes. Posteriormente obtuve el título de Ingeniero Técnico Industrial en la especializada de Química Industrial en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Huelva.. En 2005 obtuve el grado de Doctor con Mención Europea por la Universidad de Huelva con la máxima calificación (Cum Laude por unanimidad). A partir de entonces, entré a formar parte de la plantilla de profesores del Dpto. de Ingeniería Química de esta Universidad, pasando por diversas figuras: Profesor Ayudante, Ayudante Doctor, Contratado Doctor y, finalmente en 2010 obtuve la categoría de Profesor Titular de Universidad en el área de Ingeniería Química.

1 día en la vida de un científico

Es complejo describir el día a día de un científico, pues si en algo se caracteriza es en la ausencia de una jornada rutinaria, y esto es lo que me encanta de mi trabajo. Son muchas las horas que un científico dedica a leer artículos científicos en busca de ideas o hipótesis que aplicar en su línea de investigación; a discutir sus conocimientos con los compañeros de trabajo; a difundir este conocimiento en sus clases y con sus estudiantes; y a poner en marcha experimentos que nos permitan dilucidar sobre esas ideas y nuevas hipótesis que planteamos.

Pero en la Universidad, la actividad investigadora, no supone el 100% de nuestra actividad laboral, además debemos impartir clases en Grados y Máster, tarea ésta que me motiva notablemente y que me permite transferir mi conocimiento a las nuevas generaciones de Ingenieros. Y además, tenemos que compaginar todo esto con tareas de gestión y burocracia administrativa que, dicho sea de paso, afea un poco el día a día de un científico.

El trabajo de un científico es muy vocacional y requiere de una enorme disciplina y responsabilidad, pero es un trabajo que apasiona pues permite dar respuesta a nuestras curiosidades y descubrir “hechos” que luego son usados y valorados por la comunidad científica. Además, en mi caso, dado que desarrollo mi actividad en un campo científico muy aplicado como es el de la Ingeniería Química y el desarrollo de nuevos productos, son muchas las ocasiones en las que el conomicnto que se genera acaba en productos que se comercializan.

Aficiones

Me gusta el deporte en general, aunque durante más de 15 años he estado practicando Karate. Este deporte me ha enseñado a trabajar con constancia y disciplina, a superarme diariamente, a conocer mis límites y a respetar al “adversario”; aspectos todos cruciales en un entorno profesional tan competitivo como el actual.

Disfruto mucho viajando, conociendo nuevos lugares, culturas y gente. Me apasiona compartir ratos con los amigos y la familia, en el campo o la playa.

Centro o departamento

Grupo de Ingeniería de Fluidos Complejos del Departamento de Ingeniería Química, Química Física y Ciencias de los Materiales.

Línea de investigación en la que trabaja actualmente

Actualmente desarrollo mi actividad investigadora en la búsqueda de nuevas formulaciones de lubricantes, tan eficientes como los lubricantes minerales y sintéticos, pero que sean amigables con el medioambiente. En este sentido, he realizado estudios en los que se ha sustituido la base mineral o sintética de la formulación de un lubricante, por un aceite vegetal; y estudios donde el jabón metálico que forma parte de una grasa lubricante se ha sustituido por espesante de origen natural como polímeros naturales, celulosa y derivados celulósicos, quitina, quitosano, etc. Además, he publicado algunos artículos con aditivos naturales que completan la formulación de un Bio-lubricante.

Por otro lado, recientemente se me ha concedido financiación par aun proyecto de I+D+i cuyo objetivo es el estudio y desarrollo de smart lubricants a partir de aceites amigables con el medio ambiente y nanopartículas.